Santuario de Canalejas

Construcción que tardo más de 50 años en ser terminada. La arquitectura es del tipo gótico, las ojivas, rosetas en toda su fachada y las torres en cantera de la región le dan un toque de apacible majestuosidad.

Santuario de Canalejas
  • Una de las historias sobre esta imagen, se remonta a los últimos días de abril, para otros los primeros días de mayo aproximadamente, de 1868, cuando ya estando sembradas las tierras de esa región, comenzó a brotar la semilla, se dice que un jornalero de nombre Juan Nolasco, vecino de Canalejas, se ocupaba en cerrar los portillos de una cerca de piedra de un terreno sembrado en un rancho de la hacienda de nombre Arroyo Zarco, para evitar que entraran los animales y destrozaran las plantas nacientes; y que, en una de tantas veces atrapó una piedra de las muchas que había tiradas con la intención de espantar a los animales, no se sabe si ya tomó una rota o si para mejor acomodo la rompió en pedazos, el caso es que al revolverla entre sus manos vio claramente la manchita, la silueta en la roca de la virgen de Guadalupe… Así nace y comienza a surgir esa tradición de venerar a la milagrosa aparición.

Un misterioso cargamento de dinero:

Agregándole más historia y misterio a la leyenda que hay en torno a esta imagen, se sabe que, si se observa la ubicación de Canalejas, son solo 6 kilómetros la que los separa del poblado de Calpulalpan, lugar en donde ocurrió una batalla entre liberales y conservadores, esto dentro del marco de la Guerra de Reforma el 22 de diciembre de 1860. Se dice, que, al pasar por ahí un cuerpo del ejército en 1860, se extravió una mula con un cargamento inusual, que fue a dar a unos terrenos de sembradío pertenecientes a la hacienda de Arroyo Zarco. Ahí se echó de cansancio la mula y en esa postura la encontró un tal Agustín, que iba a sus terrenos muy de mañana y viendo que la carga que llevaba dicho animal, era dinero y sin ningún alma presente por aquel lugar, la arreó con rumbo a su casa y escondió cuidadosamente la carga, para que algunos meses después, en 1861, viendo que nadie había hablado o reclamado tan valioso cargamento, ni al noble animal, resolvió gastarlo y emplear una parte del dinero en hacer una capilla a la virgen de Guadalupe.

Santuario de Canalejas

La Iglesia de estilo gótico, donde está el Santuario a la Virgen de la Piedrita donde se encuentra una imagen de la misma. Cabe mencionar, que esta piedra del templo se analizó en diferentes sitios incluyendo Roma y al no despintarse, los pobladores decidieron construir el templo hecho de piedra y cantera. El culto a la Virgen de la Piedrita crece y se arraiga aún más y ya para finalizar el siglo XIX el cura en turno Don Cesáreo de Jesús Mondragón, decide que, así como en el cerro del Tepeyac, existía un adoratorio nuestra madre Tonantzin y se construyó ahí un templo católico, el de la Virgen de Guadalupe, porque no y de igual forma en el cerro de Canalejas donde se cree que se adoraba a la Diosa Xilonen, también se construiría otro santuario más para visitar y venerar a esta otra manifestación de la Guadalupana. La primera piedra se colocó el día 15 de diciembre de 1897 y la obra fue totalmente terminada ese mismo día, pero del año de 1981, lo que quiere decir que fueron 84 largos años de arduo trabajo en la construcción de este peculiar santuario.

La Virgen de la Piedrita, Canalejas